Semiotik

Categorías
Artículo

Las 10 “C” de la marca personal

www.gustavomanrique.com

La marca personal es cada vez más importante para cualquier profesional o emprendedor, independientemente de la industria en la cual se desempeñe y constituye un factor clave en el desarrollo de la reputación y creación de valor tanto para la persona, como su empresa y/o marcas.  

En este sentido y como parte del modelo de desarrollo de reputación y marca personal para ejecutivos que he trabajado en los últimos años, he tratado de sistematizar algunos principios para la reinvención y el desarrollo de marca personal en estos tiempos post pandemia, los cuales he denominado las 10 “C”.

1.- Contexto: Muchas cosas están cambiando, desde los hábitos de las personas, las regulaciones, el estilo de vida, hasta el modo de trabajo.  

La reinvención exige valorar y comprender las dinámicas actuales del entorno y proyectarnos a futuro.Es como dice aquella frase célebre: “el futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer”.

2.- Claridad y enfoque: Si no sabes a dónde vas todos los caminos te llevarán allí. Sin un enfoque claro de las metas,objetivos y el camino que quieres recorrer será poco lo que podrás cosechar.

Poner las metas en alto y establecer un plan para alcanzarlas ofrece mayores probabilidades de éxito.

3.-Creatividad: Estos tiempos exigen de ideas creativas para solucionar problemas complejos y éste talento se convierte en un activo para cualquier faceta de la vida personal y profesional.

La creatividad tiene el poder de conectar lo aparentemente desconectado. Abrir la mente a nuevas ideas ampliará las oportunidades y será una herramienta para crear valor.

4.- Confiar en tus Capacidades: Es tiempo de creer en uno mismo, la autoconfianza y determinación es clave para avanzar y no quedarnos paralizados. Aprovecha tus talentos y despliega tus capacidades para cumplir las metas que definiste.

Nadia Comaneci, la primera gimnasta que obtuvo una calificación de diez puntos (calificación perfecta) en una competición olímpica lo dijo de la siguiente manera: “no huyo del reto porque tenga miedo, al contrario, corro hacia el reto porque la única forma de escapar del miedo es arrollarlo con tus pies”.

5.- Capital Social: El networking que has construido durante años será una herramienta de gran valor para construir y desarrollar tu plan.

Como dice un proverbio Japonés:  “Si quieres un año de prosperidad, cultiva arroz. Si quieres 10 años de prosperidad, cultiva árboles. Si quieres 100 años de prosperidad, cultiva personas”. 

6.- Co-creación: Son muchas las personas que están buscando cómo crecer y desarrollarse en el futuro.

Crear ecosistemas de relaciones para complementar ideas y proyectos no sólo es una herramienta vital para cualquier proyecto en la actualidad, sino que también ofrece un espacio de permanente aprendizaje, interacción y motivación.

7.- Persistencia: No  siempre llegan más lejos los que tienen más talentos, sino los que son más consistentes. Insistir,insistir, insistir y la resiliencia es lo que te llevará al éxito.

Derek Jeter, el reconocido ex capitán de los Yankees de Nueva York lo explicaba de la siguiente forma:  “Puede haber gente con más talento que tú, pero no hay excusa para que alguien trabaje más fuerte que tú” o en palabras de Usain Bolt: “entreno 4 años para correr 10 segundos”.

8.- Comunicar: Comunicar de forma efectiva no es una opción, es una condición para el éxito. Desarrolla tus habilidades comunicacionales y conecta tus ideas con la gente. La comunicación es una herramienta poderosa y sirve no sólo para transmitir información, sino también para inspirar y crear propósitos compartidos.

 

Una buena idea o mensaje no comunicado sólo existe para ti. Comunicar implica tener ideas claras y útiles, canales correctos para transmitirlas y mantener un diálogo con tus audiencias.

En la práctica, se trata de aprovechar estratégicamente el poder de las redes sociales, generar contenidos valiosos, capitalizar oportunidades de proyección en los escenarios de tu área de especialización y ser consistente en el despliegue de tu estrategia.

9.- Capitalizar: Cada oportunidad para compartir nuevas ideas, promover las capacidades y ventajas de tu ecosistema de trabajo, celebrar los logros y dar a conocer los proyectos son oportunidades para tu posicionamiento profesional,diferenciarte y destacarte en un mercado cada vez más competitivo. 

10- Compartir: “Nadie es una isla en sí mismo, todos formamos parte de la misma tierra” decía John Donne. Compartir conocimientos, ser útil, contribuir con la sociedad y crear valor a lo largo de tu camino será la mayor satisfacción para seguir adelante a pesar de las dificultades.

Para desarrollar tu marca personal hay que tener “mentalidad mamba”. Este es el título del libro de Kobe Bryant en el cual explicaba cómo llegó a ser uno de los más grandes deportistas de la historia. 

En su libro, Bryant destaca la necesidad de entender que cada día es importante, que tienes que mejorar permanentemente e intentar ser mejor con el pasar del tiempo.

El reto diario es mirarte al espejo y preguntarte si eres mejor que ayer, si lo eres y lo logras ser durante varios años, imagina cuánto vas a mejorar. No importa si es baloncesto, fútbol o cualquier aspecto de tu vida diaria. Escritores, deportistas, escultores, arquitectos, directores de empresa, emprendedores… da igual.

No se trata de mejorar de golpe, porque eso no es posible. Se trata de dar pequeños pasos cada día. 

Categorías
Artículo

Charles Darwin y la evolución en tiempos disruptivos

www.gustavomanrique.com

Hace algunos años escribí un artículo titulado “Si Darwin fuera gerente” en el cual establecía una asociación de sus teorías con la gerencia y la gestión del cambio de las organizaciones en la actualidad.

Durante un webinar al cual fui invitado el año pasado, en plena pandemia, escuché a un CEO decir que no estábamos frente a una era de cambios, sino más bien a un cambio de era y es allí donde reside la presente reflexión. La gestión del cambio constituye uno de los procesos más retadores de la gerencia y de la comunicación estratégica. Estos procesos pueden estar asociados hoy a la transformación digital, fusiones y adquisiciones y reestructuraciones,  entre otros.También, a profundos cambios en el mercado y la sociedad, que requieren desmontar los paradigmas tradicionales que nos han traído al presente y replantear los principios que regirán nuestro futuro.

Y allí está Darwin, más vigente que nunca, recordándonos que no son las especies más grandes ni las más fuertes las que sobreviven, ni siquiera las más inteligentes, sino las más ágiles y capaces de anticiparse y adaptarse al cambio, un cambio que ahora es mucho más acelerado y despiadado.

Una organización puede tener similitudes con una unidad biológica, es un sistema abierto al entorno que interactúa con un ecosistema y es afectada por éste, no es la suma de individualidades ni se comporta como un sistema cerrado.

También hablamos mucho del ADN de la empresa y su cultura y aquí Darwin nos ofrece una visión fundamental. En el ADN y la cultura corporativa residen los paradigmas que rigen la gestión empresarial y éstos pueden contener las herramientas para asumir el cambio o por el contrario pueden significar anclas que generan estancamiento e impiden la evolución. La analogía biológica nos invita a encontrar aquellas variaciones que tenemos que hacer en el ADN de la empresa y en su cultura para prosperar en un entorno VUCA (Volátil, incierto, complejo y ambiguo), con el fin de responder a las exigencias del mercado competitivo y la sociedad, desmontar los paradigmas que nos llevarán a la extinción e incluir nuevas creencias para el desarrollo futuro.

A diferencia de las teorías de Darwin, la evolución corporativa es más acelerada. El motor de la evolución biológica es muy lento mientras que el cambio en el mundo corporativo actual es muy acelerado, tanto que cada día es un reto evolutivo y de supervivencia.

Categorías
Artículo

Fórmula 1: acelerando la ruta Net Zero

www.gustavomanrique.com

La sostenibilidad es el tema de nuestro tiempo y la Fórmula 1 tiene el desafío de acelerar su estrategia de mitigación de impactos ambientales para asegurar su continuidad en el futuro.

Por ello, el año 2019  la categoría presentó su proyecto F1 Net Zero 2030, como parte de su estrategia de sostenibilidad en la presente década.

La movida tiene que ser rápida para las competiciones más importantes del mundo como lo son la Fórmula 1, Moto GP, el mundial de Rallies y el Dakar.

La Fórmula 1 ha calculado su huella de carbono de la siguiente manera: el total de emisiones es de 256.551 toneladas de CO2 de las cuales 45% se relacionan a la logística alrededor de las carreras (transportes de mercancías por aire, tierra o mar, incluyendo el equipamiento de los equipos, de la F1, del Paddock Club y de los neumáticos).

Un 27,7% se relaciona a emisiones por viajes (todas las personas en sus viajes por tierra o aire y el impacto de los hoteles, contando a todos los empleados de los equipos de F1 y de los principales socios de los eventos).

Las fábricas y oficinas suman el 19,3% de las emisiones. Las operaciones y eventos agregan 7,3% y las emisiones de los coches representan solo el 0.7% de la huella total de la categoría.

Su estrategia para lograr una huella de carbono neutral se basa en la introducción de una nueva generación de motores híbridos más eficientes y menos complejos en el 2025 y el uso de combustibles 100% sostenibles antes del 2030.

Para 2025 estiman utilizar materiales sostenibles con toda la basura reutilizable, reciclable o compostada. Incentivos y herramientas para que los aficionados utilicen una vía más verde al acudir a las carreras. Circuitos e instalaciones que sean mejores para el bienestar del aficionado y la naturaleza. Oportunidades para que los habitantes de las zonas se involucren.

Para 2030, fecha límite de su propuesta, esperan tener coches de carreras con cero emisiones netas. Logística y viajes ultra eficientes y con bajas o cero emisiones de carbono. Oficinas, instalaciones y fábricas con energía100% renovable. Compensaciones creíbles y programas para lograr neutralizar el CO2.

Una medida en esa línea, que afectará al desarrollo de las temporadas será la reorganización del calendario siguiendo las áreas geográficas, es decir que intentarán agrupar las carreras en lugares próximos entre sí, evitando largos desplazamientos entre una semana y otra.

Los responsables del Gran Circo defienden su postura después de las críticas por no pasarse al lado completamente eléctrico, diciendo que a pesar de que las emisiones por el combustible sólo representan el 1%, la evolución en el deporte “puede tener el mayor efecto en el sector del transporte mundial”.

La Fórmula-e, una categoría paralela a la Fórmula 1, nació como una respuesta a una movilidad más limpia pero no ha tenido el respaldo de los aficionados por el silencio de sus motores, que no terminan de levantar pasiones.

Net Zero 2030 es la meta… hay mucho por hacer.

Categorías
Artículo

ESG: la agenda de la próxima década

www.gustavomanrique.com

Las siglas ESG (que en inglés significan Environmental, Social and Governance), su traducción al español es ambiental,social y gobernabilidad (ASG) son parte de la conversación habitual del mundo corporativo actual.

La propuesta de Informes de Sostenibilidad de la Unión Europea (Corporate Sustainability Reporting Directive – CSRD) publicada el 21 de abril de 2021, marcó un antes y un después sobre qué compañías deben reportar, cómo y con qué garantías. 

El objetivo es garantizar que aporten públicamente información suficiente y adecuada sobre sus riesgos y oportunidades,así como sus impactos sobre las personas y el medioambiente. 

En este contexto, surge el concepto de doble materialidad, que se refiere a identificar aquellos asuntos que desencadenan efectos financieros para la compañía, es decir, que generan o pueden generar riesgos u oportunidades que influyen en los flujos de caja futuros y, por lo tanto, en el valor de la empresa a corto, medio o largo plazo.

Según un estudio realizado en Harvard, las empresas que se hicieron cargo de los factores ESG tuvieron un incremento de46.4% en el precio de sus acciones versus las empresas que no lo gestionaban. El mismo estudio señala también que las empresas con una gestión ESG tienen menor tendencia a la devaluación de sus acciones. 

Sin embargo, ESG enfrenta un reto importante en materia de reputación. Para muchos analistas, las empresas que aparentan ser ESG pueden minar la credibilidad de los reportes. Adicionalmente surgen voces que predicen que ESG es una moda pasajera y lo asocian al capitalismo “woke” un término que desde la perspectiva corporativa puede ser entendido como “socialismo empresarial”.

 Vivek Ramaswamy, autor del libro Woke, Inc: Inside Corporate America’s Social Justice Scam ha alimentado esta conversación junto a las frenéticas reacciones de Elon Musk al decir que ESG es una estafa tras la salida de Tesla del índice ESG del S&P 500. Esta visión, sostiene un regreso inevitable a la shareholder theory de Milton Friedman que plantea que la única responsabilidad de una empresa es la de generar valor para los accionistas.

Por su parte, el famoso inversionista Peter Thiel calificó ESG como una «fábrica de odio para señalar enemigos» y a las inversiones con enfoque ambiental como «falsas».

A pesar del pataleo de algunos pocos, ESG será la vara para medir el desempeño corporativo en los próximos años y constituye la clave para el desarrollo empresarial futuro. 

La doble materialidad implica una mirada externa e interna y; en este contexto, el shareholder vuelve a cobrar gran relevancia con lo cual se logra un balance a la teoría de Friedman: generar valor para los accionistas haciendo bien las cosas en materia social, ambiental y de gobierno corporativo. 

El mundo corporativo cuenta innumerables historias positivas pero también negativas y en este último caso, está demostrado que algunos ejecutivos creativos pueden perder el  foco de forma muy rápida para obtener beneficios de corto plazo, con sutiles y no tan sutiles distracciones morales. 

ESG es una contribución sustancial para el futuro empresarial y el liderazgo responsable, es cierto que hay que afinar algunos temas pero la sostenibilidad y la transparencia no riñen con la rentabilidad, por el contrario, son y serán cada vez más la mejor garantía de éxito y crecimiento en el mercado competitivo y ante un nuevo consumidor que sitúa la sostenibilidad y los valores de las empresas en el centro de su decisión de compra.